Durante nuestra última visita a Ferrol decidimos hacer un recorrido para descubrir locales interesantes de la zona. Y qué mejor manera que hacernos una ruta de vinos.

Empezamos por el mercado de la Magdalena. Dentro del recinto nos encontramos con dos locales que nos llamaron la atención, aunque finalmente nos decantamos por la Sidrería que se encuentra en la entrada.

La Sidrería fue nuestra primera parada. Pedimos una ración de percebes y unas copitas de vino blanco. Nos trajeron un pincho de alitas de pollo fritas para ir picando mientras esperábamos. Aunque en principio nos gustó mucho la atención, el entorno y hasta los vinos, tardaron mucho en traernos los percebes y eso nos supuso un retraso importante en nuestra ruta. Teniendo en cuenta nuestra experiencia, creemos que el sitio está muy bien, aunque no para una ruta de vinos, sino para disfrutarlo sin prisas.

El bodegón Bacoriño fue nuestro gran descubrimiento. Es un local con mucho encanto, ideal para tomar una copa de buen vino y picar algo rico. La carta consta de tortilla, tablas de embutido, quesos y anchoas, entre otras propuestas de picoteo que acompañan perfectamente a la selección de vinos que tienen en pizarra. La atención también nos gustó mucho, nos atendieron dos señores súper amables y atentos. Nos pareció un lugar súper acogedor y lo tomamos desde ya como local de referencia de la zona.

A causa de los retrasos de nuestra primera parada solo tuvimos tiempo a probar dos locales más, ambos muy cercanos. Situados en la Rúa María, estos locales disponen de una amplia terraza y de una carta de tapas y raciones bastante amplia. Fuimos hasta O Galo para tomar las últimas tapas de nuestro recorrido y a O Pincho para tomar el postre y dos vinos dulces.

Nos queda pendiente una segunda visita a Ferrol para seguir descubriendo locales chulos, así que si tenéis algún local recomendado no dudéis en decírnoslo. Tomamos nota 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *